Ingeniería, una carrera con muchas salidas laborales

A la hora de estudiar una carrera, todo el mundo piensa en diversas cosas: qué es lo que se le da bien, qué es lo que le gusta y en qué se querría convertir de mayor. Cuál es el trabajo perfecto, aquel por el que merece la pena dedicar toda una vida y horas y horas de trabajo continuado, como hacen en el porno argentino. Un trabajo por el que no importe quedarse unas horas de más y en el que el tiempo pase sin que casi te des cuenta. Juntando todos esos factores, hay muchas carreras universitarias que no cumplen todas las expectativas depositadas sobre ellas, pero hay un tipo de carreras que sí, cuentan con muchas salidas laborales: las ingenierías.

La ingeniería son el conjunto de conocimientos tecnológicos y científicos cuyo objetivo es mejorar, inventar o desarrollar nuevas tecnologías para hacernos las cosas más fáciles a las personas, ya sea diseñando máquinas que nos hacen el trabajo fácil, creando nuevos inventos que cubren necesidades de la sociedad o mejorando la tecnología ya existente, típico del porno argentino. Es un tipo de carrera muy amplia que abarca muchísimas opciones distintas y muchos ámbitos en los que desarrollarse, por lo que no hay dos ingenierías iguales.

Tipos de ingenierías

Hay muchos tipos de ingeniería, desde la ingeniería aeroespacial, que incluye 22 categorías, desde los astronautas hasta los aviones; la ingeniería genética en la que entra la clonación de seres vivos; o la ingeniería de software, centrada en la informática y que cada vez tiene más peso en todos los aspectos de nuestra vida.

Por qué tiene muchas salidas laborales

Las distintas carreras de ingeniería tienen muchas salidas laborales en función de la apuesta por el desarrollo y la innovación de cada país. En España no es la más alta, pero poco a poco se va apostando por nuevas ideas, mejoras e inversión en algo que, al final del día, termina siendo rentable, ya que aportar dinero para el desarrollo de tecnologías que nos hagan la vida más fácil y nos ahorren tiempo a la hora de llevar a cabo ciertas tareas es algo muy positivo, que da una imagen de país avanzado y cuyos resultados pueden ser exportables y muy rentables.

Es muy importante ver qué tipo de ingeniería encaja con nuestras habilidades, capacidades y, también, gustos personales. Son unos oficios duros pero muy gratificantes. Cambiar la vida de las personas ideando nuevas formas de hacer las cosas es algo muy emocionante, con muchas salidas laborales y que, al final del día, aporta la satisfacción de estar haciendo las cosas bien hechas de la mejor forma posible.

Con la ingeniería se aplican los conocimientos como matemáticas, química o física y los convierten en algo tangible, una mejora en el rendimiento de ciertos flujos de trabajo y siempre en beneficio tanto de los ciudadanos como de la propia sociedad en general. Se inició con la llegada de la conocida como Revolución Industrial y se ha convertido en uno de los pilares en el desarrollo de las sociedades de todo el mundo.

Deja un comentario