¿Puede la ciencia aumentar los orgasmos?

Algunas mujeres sufren demasiado porque cuando están en la intimidad con sus parejas no es posible que lleguen al orgasmo, cosa que para algunas es frustrante. No quiero decir que no se exciten, al contrario, lo hacen, pero para llegar al punto del orgasmatrix se les complica bastante. A estos problemas que tienen algunos hombres para poder llegar a la eyaculación y algunas mujeres llegar al orgasmo se le conoce como disfunción orgásmica y es muy común, solo que a veces no se habla del tema por pena.

Todo aquello tiene diferentes causas ya que el comportamiento y la respuesta sexual va relacionada con el ambiente, la condición física y de la salud, entre otros factores. Debes tener en cuenta que el sexo no es solo una cuestión física y probablemente tu pareja no logre satisfacer tus necesidades de distintos niveles. Por eso es de vital importancia la conversación con tu pareja para que lleguen a un acuerdo de lo que les gusta. Tener una pareja comprometida y dispuesta a todo es de gran ayuda porque estará a la disposición de hacer lo que le digas con el fin de que disfruten los dos.

Avances de la ciencia en el apartado sexual

Afortunadamente la ciencia ha realizado diferentes estudios con el ánimo de crear alguna fórmula para aquellas mujeres que se le dificulta demasiado llegar al orgasmo, lo pueda hacer sin ningún inconveniente y disfrutar al máximo. Tal es el caso del Dr. David Matlock quien promete resolver el problemas de muchas mujeres que no logran llegar al clímax vía penetración vaginal con una inyección de colágeno que durante un tiempo aumenta el tamaño del punto G y del mismo modo la capacidad de recibir placer.

Esta medicina fue probada por algunas mujeres de Los Ángeles de cierto estatus, las cuales se notan sorprendidas y hablan del procedimiento clínico que en tan solo 15 minutos y por 1800 dólares americanos transforma radicalmente su vida sexual, “es realmente sorprendente mi vida sexual con ese tratamiento ha cambiado, ahora puedo llegar al orgasmo y disfrutar del sexo al igual que mi pareja con mayor facilidad, ahora sí disfrutaremos los dos” afirma una de ellas que probó el tratamiento.

Otra de ellas afirma que incluso el tratamiento la excitó haciendo yoga, lo cual es genial para ella. Según la clínica del Dr. David Matlock el 87% de las pacientes, de unas 2000 personas, reportan satisfacción. La única desventaja es que es un tratamiento muy costoso lo cual no permite que todas las mujeres lo adquieran y disfruten de sus beneficios. En el caso de las mujeres que no puedan adquirirlo, les recomiendo el diálogo entre su pareja, van a ver que si se ponen de acuerdo y son dispuesto lograran disfrutar muchísimo.

Deja un comentario